Cómo detectar un hotel de calidad

hotel-calidad

Hay elementos que nos ayudan a detectar un hotel de calidad. La decoración y la iluminación son los aspectos más importantes. Decoración cuidada, elementos a juego y lámparas creadas por expertos en diseño de lámparas a medida son solo algunos de los aspectos que harán que resalte la calidad del establecimiento.

5 trucos para saber que estamos en un hotel de calidad

Si quieres saber de qué debes de fiarte para detectar un hotel de calidad, te ayudamos con 5 sencillos trucos.

#1. La impresión nada más entrar

Nada más entrar mira a tu alrededor y quédate con esa primera impresión. Si es positiva es un gran comienzo. Esto no quiere decir que sea una opinión definitiva pero encontrarse con elementos decorativos como una bonita lámpara de techo de diseño ayudan a que entre con buen pie.

#2. La luminosidad de sus estancias

La luz es parte de la belleza en la decoración. No siempre es posible contar con luz natural y por eso el hotel debe de apoyarse en elementos como los apliques de pared, las lámparas de pie e incluso las de sobremesa para eliminar sombras que pueden afear una habitación.

#3. La coordinación de sus elementos decorativos

No es posible decorar bien un hotel si cada uno de los elementos que forman parte de la decoración es diferente. Por eso, los grandes fabricantes de decoración para hoteles crean colecciones o familias de elementos pensadas para dar una unidad a todo el establecimiento.

 

#4. Una decoración personalizada y adaptada

 

Una decoración puede ser muy bonita, pero si el cliente lo encuentra demasiado familiar, malo. Esto querrá decir que lo ha visto ya en muchos sitios. Por eso, contar con elementos que puedan personalizarse en sus acabados es muy importante en un hotel de categoría que quiera diferenciarse del resto.

#5. Un aire exclusivo y diferente

Todo en la decoración debe de estar orientado a que el hotel se perciba exclusivo y diferente y esto se consigue trabajando mucho los pequeños detalles y los elementos que en otros establecimientos se olvidan. Ese toque puede venir, por ejemplo, de unos mecanismos para la luz y enchufes de alta gama.

Puedes detectar un hotel de calidad mucho más fácil de lo que crees. Tal vez una primera impresión pueda engañar, pero una mirada atenta se dará cuenta de cuándo hay auténtica calidad y cuándo solo hay un barniz de apariencia.

La afición infantil por las minimotos

Las minimotos han creado una afición cada vez con más auge; aunque ha sido un tema ampliamente discutido por algunos padres que no consideran apropiado este deporte, también se han demostrado las medidas de seguridad necesarias, así como otras estipulaciones; que hacen de este deporte una práctica segura para los niños. Hoy abarcaremos este tema polémico y te contaremos más sobre el uso de las minimotos.

Hablemos de las minimotos

De acuerdo a la Federación Española de Motociclismo, las minimotos tienen las mismas características de una moto tradicional, pues la principal diferencia es el tamaño. También podemos mencionar la falta de suspensiones, a fin de ofrecer más emoción y energía aunque la velocidad no sea alta; esto resulta ideal para los niños ya que pueden disfrutar de adrenalina y emoción sin ir a una velocidad que suponga un peligro para ellos mismos u otros niños.

Si se utilizan las minimotos para fines competitivos, la edad mínima para su uso es de 6 años; fuera del área competitiva no existe una norma para regular la edad permitida para el uso de las minimotos; incluso podemos ver cómo algunos padres regalan una de estas a niños de tan solo 2 años de edad.

Otro aspecto importante a considerar, es que las minimotos no pueden utilizarse en vías públicas; su uso se restringe solamente a circuitos cerrados. Los cauchos que utilizan las minimotos de alquiler y las de gama básica son los neumáticos de 5” que contienen dibujos; cuando se trata de minimotos con grandes prestaciones, los neumáticos son lisos con compuesto de goma de 6,5”, de acuerdo a la dureza.

Vestuario necesario

Cuando se utilizan las minimotos para competencias regidas por la Federación Española de Motociclismo, es necesario que se utilice el vestuario y los accesorios pertinentes, como los siguientes:

  • Casco integral homologado de acuerdo a las normas F.I.M.

  • Traje completo elaborado en cuero o material antiabrasivo; el cual debe cubrir todo el cuerpo y tener protecciones especiales o reforzar áreas como las articulaciones, rodillas, codos, etc. También deben tener un calzado con altura superior al tobillo y que incluya protecciones; todos aquellos que no cubran el tobillo están prohibidos.

Si se utilizan las minimotos como una afición sin nivel competitivo, no existe una normativa respecto al vestuario; sin embargo, se recomienda el uso de protección como casco, guantes, rodilleras y también utilizar un vestuario completo que pueda proteger la piel del niño.

¿Dónde comprar una minimoto?

Existe una gran variedad de tiendas física y online en las cuales podrás consultar y obtener diversas ofertas; por ejemplo, las minimotos de cross baratas de minipitbikes.es, acá podrás encontrar una amplia variedad de modelos con increíbles ofertas que no te puedes perder. Además de disfrutar de un amplio catálogo, también puedes obtener algunas recomendaciones de expertos en la materia, a fin de elegir la minimoto más apropiada.

¿Dónde se realizan las prácticas?

Existen sitios conocidos como circuitos de karting específicamente para minimotos. También existen algunas empresas de alquiler de minimotos que instalan pistas temporales; esto lo hacen específicamente en fechas festivas o en ferias u otros eventos similares. Lo más importante es recordar que está terminantemente prohibido utilizarlas en una vía pública.

En resumen, podemos decir que la afición por las minimotos puede manejarse de una forma segura; sin ningún tipo de riesgo para nuestros niños, lo importante es cumplir con las medidas de seguridad necesarias; también es posible utilizar algunos sistemas de seguridad más avanzados como el control para padres a través de un mando a distancia. Además, es importante acompañar siempre a los niños al momento de la práctica y estar atentos ante cualquier riesgo.